• USD 482.02
  • GBP 634.24
  • EUR 557.5
  • RUB 7.59
  • GEL 195.94
Հունիս 20, 2018
Últimas noticias
12.06.2018 | 17:01

Es momento de revelaciones, pero no de relatos alterados

Aprovechando el triste incidente ocurrido el 10 de junio en la Catedral Surp Grigor de Yereván, los líderes de los conocidos movimientos populares, se apresuraron a hacer las primeras acusaciones para justificar su propia posición y hacer "revelaciones”, sacando luego las conclusiones del caso.

 

Es comprensible, estamos en un tiempo de revelaciones, pero no de relatos deformados.

No me refiero a los miembros de la iniciativa, especialmente cuando veo una tendencia obvia de clasificar y denunciar a las personas.

 

Es una pena que las personas y los padres y madres de diferentes iglesias y comunidades –incluida la de Aparán-, que llegaron con motivo de la consagración de sus familiares, fueran llamadas instigadoras, también. Ni que hablar, que la "pequeña protesta" ha ensombrecido su alegría.

Lamento que los estudiantes del Seminario Teológico Gevorkian (los estudiantes adelantados, con grado de diáconos) fueron llamados provocadores, aunque, en rigor de verdad, los días domingo, los seminaristas visitan iglesias de Yereván y de Echmiadzin, y asisten a la Santa Misa.

¡Qué revelación, los seminaristas defienden a su Santo Padre! Si  todo esto se hubiera montado especialmente a fin de "asegurar un buen número", entonces también podrían haber estado los 135 estudiantes del Seminario, más 50 del Liceo Vazgenyan, y los 40 del la Escuela Trpanjyan, junto a unos 20 sacerdotes con función docente.

Tampoco me sorprende que, anticipándonos a la iniciativa, personas de diferentes lugares, incluida la comunidad de Voskehat, hayan venido para evitar aquello que está prohibido.

Lamento que estos hijos de la Iglesia Armenia se han visto tentados y seducidos, pero también me alegro por el resto de los hijos de la Iglesia que están dispuestos a detener amablemente a sus hermanos, porque todos nosotros debemos ser responsables y cuidarnos los unos a los otros.

La reunión ordinaria de los Obispos encabezada por el Catolicós, decidió continuar implementando todos los medios para permitir a los miembros de la iniciativa regresar a la normalidad.

Hermanos, la aspiración de enmendar todo a través de sus propios intereses es devastadora. Sean siempre sinceros.

 

VAHRAM KAHANÁ MELIKYAN


    Últimas noticias
    Calendario
    Lo más leído 
    Calendario litúrgico
    /