• USD 482.44
  • GBP 637.06
  • EUR 564.6
  • RUB 7.28
  • GEL 184.28
Սեպտեմբեր 21, 2018
Armenidad, Últimas noticias, Entrevistas
20.07.2018 | 20:05

Para organizar efectivamente la repatriación, deben ser elegidos los grupos a quienes que va dirigida

Después de la “Revolución de terciopelo”, el nuevo gobierno ha estado hablado reiteradamente sobre el problema de la repatriación, señalando que existe el objetivo de organizar una gran repatriación y de concentrar el potencial de la Diáspora en Armenia.

Para averiguar qué tan realista es la idea de la repatriación y qué condiciones deben ser creadas para su promoción, HAY DZAYN tuvo una entrevista con Armán Yeghiazaryan, director de la Cátedra de Estudios de la Diáspora del Instituto de Armenología de la Universidad Estatal de Yereván (YSU).

"Cuando decimos repatriación, tenemos que tener en cuenta al grupo al que está dirigida, es decir, quiénes serán repatriados. Aquí no hay homogeneidad; el problema es que un grupo está formado por armenios de la Diáspora que viven en el extranjero desde hace 2, 3 ó 4 generaciones, mientras que el otro grupo, que es el que se considera el objetivo en este caso, son los que partieron de Armenia a partir de 1991 hasta nuestros días", explicó Yeghiazaryan.

El especialista señala que el segundo grupo es suficientemente sensible al respecto, y que todo el programa debe implementarse en dirección de este grupo.

"Ellos tal vez aún tienen departamentos en Armenia, o tal vez no se han llevado a sus familias de Armenia, es decir, su regreso es bastante posible; recién se acaban de ir, y la conexión con Armenia aún no se ha cortado. Como resultado de políticas económicas justas y de la confianza, podremos recuperar a decenas de miles de armenios.

Lo más importante aquí son las exigencias financieras que se presentan ante el problema de la repatriación. Me refiero a los fondos asignados por el Estado, porque son números grandes, decenas de miles de dólares, por lo que acá es importante hablar de proyectos serios. Por ejemplo, un programa de repatriación familiar en Israel cuesta entre US$ 30.000 y US$ 50.000. Esto incluye asegurar el alojamiento y otorgar servicios gratuitos. Hay que pensarlo profundamente”.

Haciendo referencia a nuestra observación de, si teniendo en cuenta la situación económica del país, es posible que el programa de repatriación en esta etapa no sea realista, el Sr. Yeghiazaryan expresó:

"Por el contrario, en este momento la República de Armenia tiene esa posibilidad. La gran confianza en el actual Gobierno dentro del país, y la que existe por parte de los armenios de la Diáspora, permite que en este caso se pueda confiar en las inversiones de los armenios de la Diáspora para estos programas. Y las inversiones que haga el Gobierno armenio, así como las de los armenios de la Diáspora, posibilitarán tener un número considerable de repatriados. No se debe poner todo sobre los hombros del Estado, sino más bien tratar de atraer inversiones; en ese caso entonces será posible resolver muchos problemas”.

Yeghiazaryan comparó la realidad actual con la de la década de 1920, cuando los líderes de la Armenia Soviética decían que si retornaban los armenios de Arabkir o de Malatya, las respectivas uniones compatrióticas podrían financiar su proceso de adaptación. Y de esta forma asignaron dinero para construir barrios en Armenia y repatriar a la gente.

"Es necesario desarrollar proyectos reales, que cuyos beneficiarios sepan a qué cosa se hace referencia. Hay dos opciones para abordar el tema de la repatriación. En el primer caso, nosotros les ofrecemos regresar; que regrese quien lo desee. La segunda opción, cuando directamente tomemos el camino para organizar la repatriación masiva y habilitemos las oficinas correspondientes junto a las embajadas. Entonces diremos, vengan e inscríbanse en la lista de espera, el Estado los apoyará y ustedes regresarán a Armenia. Es decir, en un caso, el Estado apela al libre albedrío de la gente, o bien, les insiste, y convenciéndolos, los trae a Armenia ", señaló el especialista. Finalmente, debemos aclarar cuál es nuestro enfoque.



    Últimas noticias
    Calendario
    Lo más leído 
    Calendario litúrgico
    /