17 de junio: Lecturas del Santo Evangelio correspondientes al calendario de la Iglesia Apostólica Armenia.

am es
ekexecakan-oracouyc-hounisi-17

Hoy es día de conmemoración del martirio de las Santas Vírgenes Hripsimeants

Hripsimé fue una de las 37 vírgenes cristianas de noble linaje que vivió junto a la madre superiora Gayané en el convento de San Pablo, ubicado en las colinas de Roma, durante el reinado del emperador Diocleciano (284-305). La hermosa virgen, mediante su espléndida belleza, cautivó al emperador, quien al conocerla personalmente quiso tomarla por esposa. Las vírgenes devotas, no dispuestas a obedecer el deseo del emperador, huyeron a Alejandría, bajo la guía y tutela de su priora.

 

 

Según la tradición, se les presenta la visión de la Virgen María, quien les aconsejó irse a Armenia, las tierras del Ararat. En su camino a Vagharshapat (actual Echmiadzín), las Vírgenes pasan cerca del monte Varak. Allí, en tierras armenias, Hripsimé oculta cuidadosamente una reliquia que le fue legada y que conservaba permanentemente con ella: un trozo de la Santa Cruz donde fuera crucificado Jesús. Milagrosamente, esta reliquia es hallada posteriormente en el siglo VII, hecho que pasa a integrar la serie de celebraciones de la Iglesia Apostólica Armenia dedicadas a venerar la Santa Cruz, con el nombre de “Varaká Surp Khachí Don” (fiesta de la Santa Cruz de Varak).

Mientras tanto, el rey armenio Dërtad (Tirídates), al enterarse de la historia de las Vírgenes, se ve tentado a hacer de Hripsimé su mujer, la cual es buscada y capturada. Junto a ella llevan también a Gayané, a fin de que la exhorte a no enfrentarse ni contradecir al rey.

 

San Gregorio 'El Iluminador'

 

Infructuosamente, el rey Dërtad insiste una y otra vez, sin embargo, Hripsimé no se doblega, manteniendo férreamente sus votos de lealtad a Jesús. Al verse humillado por semejante muestra de desprecio, Dërtad ordena el asesinato de todas las Vírgenes. Tras la masacre, los cuerpos sin vida de las 13 inocentes sacrificadas son abandonados. Nueve días más tarde, San Gregorio ‘El Iluminador’ las encuentra y les da cristiana sepultura, erigiendo allí un altar memorial en su honor.

 

Iglesia de Santa Hripsimé en Echmiadzín

 

Posteriormente, en ese mismo lugar son erigidas y consagradas las iglesias de Santa Hripsimé, Santa Gayané y Santa Shoghakat (actualmente en la Santa Sede de Echmiadzín). El martirio de las Vírgenes Hripsimeants fue de crucial importancia en la historia del pueblo armenio. Tras su sacrificio, quien fuera llamado a difundir la luz de Cristo en el mundo armenio, San Gregorio, es liberado después de purgar 13 años de encierro en la quebrada profunda de Khor Virab (actual sitio nacional de peregrinación), hecho que precede a la fundación de la 1ª Iglesia cristiana del mundo.

 

Iglesia de Santa Gayané

 

La Iglesia Apostólica Armenia dedica una conmemoración especial a las Vírgenes Hripsimeants, la cual se celebra durante los días lunes y martes que siguen a la semana posterior al Hogegalust (Pentecostés). Esos dos días, en todas las iglesias armenias del mundo consagradas con sus nombres se celebra la Santa Misa en rito armenio.

 

Lecturas del Santo Evangelio correspondientes al 17 de junio

Proverbios

Capítulo 31

 

29  “¡Muchas mujeres han dado pruebas de entereza, pero tú las superas a todas!”.

30 Engañoso es el encanto y vana la hermosura: la mujer que teme al Señor merece ser alabada.

31 Entréguenle el fruto de sus manos y que sus obras la alaben públicamente.

 

Isaías

Capítulo 61

 

10 Yo desbordo de alegría en el Señor, mi alma se regocija en mi Dios. Porque él me vistió con las vestiduras de la salvación y me envolvió con el manto de la justicia, como un esposo que se ajusta la diadema y como una esposa que se adorna con sus joyas.

 

Capítulo 62

 

3 Serás una espléndida corona en la mano del Señor, una diadema real en las palmas de tu Dios.

 

Carta a los Romanos

Capítulo 15

 

30 Les ruego, hermanos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu Santo, que luchen junto conmigo, intercediendo ante Dios por mí.

 

Capítulo 16

 

2 para que la reciban en el Señor, como corresponde a los santos, ayudándola en todo lo que necesite de ustedes: ella ha protegido a muchos hermanos y también a mí.

 

San Mateo

Capítulo 10

 

26 No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser conocido.

33 Pero yo renegaré ante mi Padre que está en el cielo de aquel que reniegue de mí ante los hombres

 

Noticias

Noticias similares