La creación del grifo monocomando por Alex Manoogian

am en es ru
incpes-aleq-manoukyane-stexcec-jri-miabrnak-corake

A fines de la década de 1940, un inventor de California recorrió las fábricas estadounidenses ofreciendo vender los derechos de autor de su "revolucionaria" creación. Lo “revolucionario” de su invento era que, en lugar de dos canillas, una para el agua fría y otra para la caliente, había una con un solo comando. Los ingenieros estadounidenses tomaron esa idea en broma, y uno de ellos, mirando el proyecto de descubrimiento, le dijo con ironía: "Creo que se olvidó de dibujar la segunda canilla". Probablemente, el grifo monocomando hubiera permanecido en el papel si su inventor no se hubiera dirigido a la empresa Masco Screw Products, por entonces dedicada a la producción de piezas metálicas complejas, y que aunque sólo tenía 10 años en el mercado, ya había logrado convertirse en la proveedora permanente de las automotrices Ford y Chrysler. Los líderes de Masco eran Garik Ajemyan, Charles Saunders y Alex Manoogian.

 

El primer contrato de Masco Screw Products fue

un trabajo de mecanizado para Hudson Motor Car Company.

Alex Manoogian, al volante.

 

El inventor había golpeado la puerta correcta. El ojo experimentado de Alex Manoogian notó inmediatamente las perspectivas del resultado exitoso de ese particular diseño de grifo. Observó el detalle por el cual existía una sola pieza móvil, cuando deberían haber dos, lo cual le hizo concluir de que era práctico, conveniente y accesible. "¿Por qué hacer algo con las dos manos si se puede usar una?", decía más tarde, después de que el invento fue patentado a su nombre. Previo a ello, habiendo adquirido el diseño al californiano, los ingenieros encabezados por Manoogian comenzaron a trabajar en su realización. En 1954, el primer grifo bitérmico monocomando del mundo estaba listo. Lo nombraron Delta Faucet porque el comando superior de la canilla les recordaba la letra triangular griega.

 

 

Sin embargo, la singular canilla no encontró rápida y simultáneamente su lugar en las casas de la gente. Masco Screw Products apeló a varias empresas de ingeniería sanitaria, pero fue rechazada una y otra vez. Y justo en ese momento, Alex Manoogian tomó una decisión que le aseguraría la fama y el respeto mundial. Decidió que debían fabricarla y venderla ellos mismos.

Con sólo unos pocos asistentes comenzó a ocuparse él mismo de las ventas, por lo que era mirado de manera extraña por la gente, habida cuenta que Alex Manoogian era el director de la compañía y tenía muy buena posición económica. Alex Manoogian ofreció descuentos a los técnicos sanitarios y plomeros; incluso les entregaba sus canillas sin cargo sólo para que los instalaran en casas en construcción o para que reemplazaran los grifos dañados a sus dueños. La gente comenzó a conocer y colocarlas cada vez más, porque eran prácticas y durables.

 

 

Pronto, Manoogian logró lo que se propuso desde el principio. El mundo estaba interesado en sus grifos Delta y comenzaron a contactarlo todas aquellas empresas que habían desconfiado o burlado del invento. Como resultado, en 1958 las ventas del Delta Faucet monocomando permitió a su fabricante facturar el primer millón de dólares. Hoy, un millón de canillas son producidas por la Delta Faucet Company cada mes.

 

 

El actual director general de Masco es Richard Manoogian, el hijo del fundador, quien produce y comercializa grifería de tres marcas: Delta, Peerless y Sherle Wagner, de amplísima variedad de diseños y precios, que van desde los USD 40 a los 1.000, según la complejidad y la materia prima utilizada.

Noticias

Las más leídas

Noticias similares